ACADEMIA IBEROAMERICANA DE          MEDICINA BIOLOGICA Y ODONTOESTOMATOLOGIA     |     home
Mensaje del Director   |   Objetivos de nuestra Academia   |   Quienes son nuestros principales colaboradores ?   |   Como pertenecer y contactarse con  la Academia ?   |   Direccion de la Academia   |   Sociedad Científica de Chile   |   NOTICIERO CIENTIFICO   |   1.- Libro "Medicina Biológica o la Otra Medicina "   |   2.- Medicina Biologica   |   3.- Disfunción Orgánica - Base de la Medicina Biológica   |   4.- Desequilibrios electroliticos   |   5.- Ion Magnesio - Su importancia en la génesis de la Disfunción Orgánica   |   6.-  Ion calcio - Su importancia en la función normal   |   7.- MEMBRANA CELULAR -CONDUCTORES BIOLÓGICOS Y SU   PATOLOGÍA   |   8.- Regeneracion Tisular   |   9.- El importante papel del Higado en la Disfunción.   |   10.- Homotoxicologia - Un importante recurso clínico   |   11.- Los Catalizadores Celulares- Un concepto clinico importante   |   12.- Homeopatía Científica - Un moderno recurso terapéutico   |   13.-Compendio de Medicina Oral   |   14.- Ordenamiento Bioterapéutico   |   15.- Bioterapia - Nosodeterapia - Sarcodeterapia   |   16.- Detoxificacion en Medicina Biológica   |   17.- Inmunidad Natural o Sistema de la Gran Defensa   |   18.- Como Potenciar la Inmunidad   |   19.- Principios de Regulación Basal   |   20.- Iniciando Diagnóstico en Medicina Biológica   |   21.- Diagnostico por el Fenotipo   |   22.- Alergias y Medicina Biológica   |   23.- Odontología Sistémica y Disfunción Electrolitica   |   24.- Odontología Sistémica Neurofocal   |   25.- Odontología Neurofocal - Método Diagnóstico   |   26.- Medicina Biológica y Cáncer   |   27.-Cáncer Oral   |   28.- Cáncer de Páncreas   |   29.-Técnicas de Revitalizacion corporal   |   30.- Paradenciopatías desde el punto de vista de la Medicina Biológica   |   31.-¿Que son las enfermedades periodontales?   |   32.-Fatiga Crónica . Visión Clásica   |   33.- Fatiga Crónica - Visión de la Medicina Biológica   |   34.- Fibromialgia - Un Problema Moderno con solución  simple.   |   35.- Detoxificación. Razones Científicas   |   36.-Tecnicas detoxificantes - EL MASAJE Y DRENAJE LINFATICO   |   37.-Cancer Oral   |   38.- Dieta recomendada para el enfermo oncológico   |   39.-PAGINAS PERSONALES DE LOS MIEMBROS   |    Pagina del Dr.Nicolás Olmedo   |    Página del Dr. Arano   |    Geopuntura y Geoterapia   |   42.-Enlaces virtuales  recomendados
31.-¿Que son las enfermedades periodontales?
Enfermedades Periodontales - Informativo General Basico

Material recopilado y adaptado por
Dr.Horacio Kinast Feliú
Miembro Honorífico Academia Internaciona de Implantología y Periodoncia @IIPl
Julio de 2002
¿Qué son las enfermedades periodontales?
El Subsistema Periodontal está compuesto por diversos elementos entre ellos, el hueso  alveolar , el tejido conjuntivos que forma las fibras periodontales , la superficie de la raiz dentaria y la encía  o tejido gingival.


 La encía sana es firme , inmóvil y lisa o granulada y presenta una textura de color rosa claro.

 El tejido gingival entre los dientes contiguos toma la forma  piramidal.

En la boca sana, el surco  entre la encía y el diente está lleno de bacterias inofensivas que forma parte de la flora microbiana bucal normal y que se pueden hacer patológicas.

 El borde del hueso de soporte,  está normalmente dos milímetros por debajo del punto donde la corona del diente se encuentra con la raíz o  unión amelodentinaria.

Se habla de enfermedad periodontal cuando se  hace referencia a los diversos trastornos o problemas que aparecen en el surco gingival o en la superficie osea alveolar y/o  ligamentos a causa de un aumento en cantidad y modificación de las bacterias que hay normalmente en la cavidad oral.

Tambien debe hablarse en todos los casos donde existan patologías sistémicas que afecten a este subsistema periodontal.

Cuando las  bacterias aumentan en número y  espesor ,por causa sistémica o local se habla de la llamada placa bacteriana.

 En una primera etapa, en bocas sanas, la placa proporciona cierto papel de barrera contra las infecciones bacterianas externas.

Esto último de acuerdo a los preceptos de la Medicina Biológica es un error clínico tradicional, ya que en esta etapa ya existe un sustrato o tejido que se encuentra alejándose de la estabilidad o equilibrio o normalidad.

 Cuando la placa se acumula en cantidades excesivas, se adhiere a la superficie de los dientes y de las encías y causa daños celulares, con el consiguiente enrojecimiento, calor local y aumento de volumen, todos ellos elementos propios de la inflamación o mecanismo de defensa que busca aumentar la cantidad de linfocitos T disponibles para transformarse en células killer o asesinas, para defensa del sustrato.

La placa es de consistencia blanda y si se mezcla con sales de calcio eliminadas a través de la saliva , se transforma en un cálculo comúnmente llamado sarro o tambien tártaro.

Este material tiene una consistencia pétrea, y su color y dureza pueden variar dependiendo de la antigüedad del material y de factores externos que pùedan agregarse tales como la falta de cepillado correcto y adecuado y el tabaco.

La enfermedad periodontal clásica , se divide generalmente en dos grupos: gingivitis, que causa lesiones o heridas y que afecta a las encías; y periodontitis, que daña el hueso y el tejido conjuntivo que sujeta los dientes. Esta última etapa corresponde a la antigua denominación de periodontoclasia o periodontosis.
Gingivitis.
La  inflamación de las encías se denomina  gingivitis, que es  la enfermedad periodontal más común.

Gingivitis común: Existen diferentes formas de gingivitis, y la más frecuente es la gingivitis común, que se caracteriza por el hecho de que las encías están sensibles, rojas e hinchadas, sangran con facilidad y pueden ser responsables de halitosis. El tratamiento es muy efectivo si se inicia pronto en el desarrollo de la gingivitis; sin embargo, si no se maneja correctamente, el problema puede progresar.

Gingivitis necrótica aguda: Otras formas de gingivitis menos comunes son más graves. La gingivitis ulcerante necrótica aguda (GUNA) es una infección aguda caracterizada por tejido muerto (necrosis), sangrados espontáneos, comienzo rápido de dolor y mal olor. El tejido de las encías que hay entre los dientes, normalmente en forma de cono, se embota. El estrés, una dieta pobre, el fumar y las infecciones víricas son factores predisponentes para esta enfermedad.  Desde el punto de vista de la Medicina Biológica ello es compatible con ujn severo trastorno electrolítico afectando los iones calcio, fósforo y magnesio que abandonan su lugar intracelular y se hacen extracelulares.

Gingivitis influenciada por hormonas: La gingivitis influenciada por hormonas se produce, normalmente, en algunos adolescentes, mujeres embarazadas y, de vez en cuando, es un efecto de la medicación anticonceptiva. Desde el punto de vista de la Medicina Biológica ello corresponde a una información celular de tipo genérico para todas las mucosas del organismo.

Gingivitis medicamentosa: El deterioro de las encías puede ser una consecuencia de casi veinte medicamentos diferentes, los más comunes son fenitoína (Dilantin), ciclosporina (Sandimmune), nifedipino (Procardia) y esteroides.  Esto es de vital importancia desde el punto de vista sistémico ya que deben evitarse estos fármacos que son generadores de pedriodontopatías.

Gingivitis descamativa: La gingivitis descamativa aparece habitualmente como resultado de una reacción alérgica o de enfermedades de la piel como liquen plano, penfigoide de la membrana mucosa benigna, penfigoide con ampollas, y pénfigo vulgar  o bacteriano.
Los tejidos externos de las encías se desprenden causando un enrojecimiento importante. Este estado generalmente desaparece cuando la reacción alérgica o la enfermedad de la piel se trata y se cura.

Gingivitis asociada con el VIH: La gingivitis asociada con el VIH se ha encontrado en un 15%-50% de los pacientes con SIDA. Los pacientes VIH positivos tienen más cantidad de bacterias periodontales en sus bocas (candida albicans, P. gingivalis, A. actinomicetemcommitans y anaerobios) que las personas no infectadas por el VIH. Es característico el dolor fuerte, junto con mal olor, sangrado espontáneo, úlceras y encías eritematosas e hinchadas.



La inflamación nunca desaparece, pero la halitosis y los episodios agudos se pueden resolver con tratamientos de limpieza convencionales.

Su forma más grave, conocida como estomatitis necrótica, puede diagnosticarse para el SIDA; además de sangrar, las encías de delante de la boca son de color amarillento y gris, y el hueso sale para fuera.
Periodontitis.
La periodontitis se caracteriza por la pérdida de estructuras de tejido conjuntivo y de hueso y por la presencia de inflamación.

 Se forman huecos periodontales de más de 3 milímetros de profundidad entre la encía y el diente.

La gingivitis habitualmente precede a la periodontitis, aunque no siempre lleva a esta enfermedad más grave; de hecho, algunos expertos creen que esta enfermedad es totalmente diferente. Hay cuatro categorías básicas de periodontitis.

Periodontitis adulta:

 La periodontitis adulta puede aparecer en la adolescencia como una enfermedad que progresa lentamente y que es clínicamente significativa a los 30 y perdura toda la vida.

Algunos expertos ponen en duda si es un estado inexorable crónico, pero sugieren en vez de esto que aumenta o disminuye según la respuesta del sistema inmunológico que lucha contra las bacterias que causan esta enfermedad.

Periodontitis juvenil:
 La periodontitis juvenil tiene lugar en la gente joven; se subdivide según si empieza antes o después de la pubertad.

 Se ha demostrado que las deficiencias inmunológicas y una relación genética son factores posibles para todo tipo de periodontititis de comienzo prematuro.

Aquellas personas con una periodontitis difusa de comienzo prematuro corren el riesgo de perder la dentadura.

La periodontitis juvenil (formalmente conocida como periodontosis) empieza en la pubertad y se define por pérdida importante de hueso en las muelas y los incisivos.

Es más común en mujeres que en  hombres.


Los signos clínicos como la inflamación, sangrado y considerable acumulación de sarro no están presentes en esta enfermedad relativamente rara.

El tratamiento es el mismo que en la periodontitis adulta.

La periodontitis que progresa rápidamente se dan entre los 20 y mediados de los 30 años. Tienen lugar una inflamación grave y una rápida pérdida de tejido conjuntivo y de hueso, y es posible perder dientes en el plazo de un año.

Periodontitis relacionada con enfermedades: La periodontitis también se puede asociar con varias enfermedades sistémicas, incluyendo la diabetes mellitus tipo 1, el síndrome de Down, el SIDA y diversas enfermedades poco comunes de los glóbulos blancos.


Periodontitis refractaria: La periodontitis refractaria no responde al tratamiento. Se conoce poco sobre esta enfermedad y tampoco se conoce el porqué la cirugía o la medicación no son efectivas en ciertas personas.
¿Qué causa las enfermedades periodontales?
Bacterias
La enfermedad periodontal se distingue por lesiones inflamatorias o heridas causadas por bacterias que crecen para formar la placa en la hendidura donde la encía se junta con el diente.

En una boca sana hay más de 350 clases de microorganismos.

Las infecciones periodontales están relacionadas con menos de un 5% de estas clases y las lesiones inflamatorias no hacen erupción sin la presencia de estas bacterias.

Cuando se abandona la higiene oral, el ambiente bacteriano en las encías se traslada de las bacterias conocidas como aeróbicas gram-positivas, que se encuentran en las bocas sanas, a las bacterias anaeróbicas gram-negativas, que se encuentran en la enfermedad periodontal. A.actinomycetemcomitans, P.gingivalis, T.denticola, P.intermedia y B.forsythus son algunas de las bacterias implicadas en la enfermedad periodontal y la pérdida ósea.

En un estudio, P.gingivalis dobló el riesgo de alteraciones importantes de las encías, por lo que se piensa que determinadas cepas de esta bacteria particularmente virulentas son la causa de las enfermedades periodontales.

 En otro estudio, P.gingivalis y A.actinomycetemcomitans, conjuntamente con las múltiples cavidades profundas en la encía, se asociaron claramente con tratamientos estándar para la enfermedad de las encías.  Estas bacterias pueden ser homeopatizadas a partir de secreción del margen gingival y este material homeopático en dilución D6 puede ser administrado al mismo paciente, como una autovacuna, mejorando notablemente el medio afectado.

Estas dos bacterias parecen ser especialmente las que causan la enfermedad periodontal de comienzo prematuro. Pero para ello es imprescindible que ya exista una baja de la barrera inmunológica.

Las bacterias que forman la placa y el sarro liberan toxinas. Cuando son eliminadas mediante antibióticos, estas bacterias mueren pero liberan sus toxinas al sustrato o metrix extracelular, motivom por el cual la terapia antibiótica local debe ser contralada  adecuadamente.

 Como respuesta a esto, el sistema inmunológico se estimula y deja ir factores que luchan contra la infección llamadas citoquinas.

En la gente con enfermedad periodontal grave, estas citoquinas, particularmente las conocidas como factores alfa de la necrosis de tumores (FNT-alfa) y la interleucina 1 beta y la interleucina 4 (IL-1 e IL-4), son muy activas en la boca, donde producen colagenosis, la que rompe las proteinas, incluyendo el tejido conjuntivo que sostiene los dientes en su sitio.

 Entonces, el sistema inmunológico que ayuda a proteger el cuerpo de enfermedades puede ser responsable, cuando es muy activo, de la destrucción local que lleva a la periodontitis.
Factores que favorecen el crecimiento bacteriano
La ausencia de higiene oral estimula la formación de la placa.

Las restauraciones malas del contorno (obturaciones o coronas) que proporcionan trampas para los restos y el sarro también pueden contribuir a su formación.

Las bacterias que causan las enfermedade periodontales son activas en medios ácidos.

Por lo tanto, el ingerir azúcar y otros alimentos que aumentan la acidez de la boca favorecen el crecimiento de estas bacterias. La administración de hierro aumenta la actividad bacteriana. Es por esta razón  que en muchos casos de patologías gingivales severas, aparece un cierto grado de anemia fisiológica para proteger al organismo afectado, ya que el principal alimento bacteriano en el ser humano es el hierro.

Fumar ,puede causar pérdida de huesos y disminución de encías incluso si no se da la enfermedad periodontal.

Varios estudios indican que fumar aumenta la inflamación provocando una respuesta demasiado activa del sistema inmunológico.

 Dejar de fumar disminuye la gravedad y la frecuencia de la enfermedad periodontal.

En un estudio de 1999 se observó que los fumadores tienen 11 veces más posibilidades de ser portadores de las bacterias causantes de las enfermedades periodontales que los no fumadores.

 El fumar afecta en especial a la salud dental de las personas jóvenes que no tienen ningún otra alteración y es particularmente perjudicial en los fumadores jóvenes que tienen periodontitis de comienzo prematuro.

Algunas enfermedades hacen que los pacientes sean más sensibles a procesos inflamatorios, incluyendo diabetes, síndrome de Down y SIDA.

La degeneración del tejido conjuntivo y la sequedad de boca asociada a algunas enfermedades como la artritis reumatide, el lupus eritematoso y el síndrome CREST, pueden contribuir al desarrollo de las enfermedades periodontales.

Algunas medicaciones, como los esteroides, pueden contribuir a la periodontitis incrementando la susceptibilidad de las personas hacia las bacterias.

Un estudio señala que tomando anticonceptivos orales que contienen desogestrel de progesterona sintética (pero no dienogest, sino otra progesterona común) incrementaba el riesgo de padecer enfermedad periodontal.
¿Cuáles son los síntomas de las enfermedades periodontales?
Que sangren las encías, incluso cuando se cepillan los dientes, es un signo de inflamación y la principal señal de tener enfermedad periodontal en todas las categorías excepto en la periodontitis juvenil, en la cual los síntomas son suaves o incluso ausentes.

 Debe destacarse que las encías de los fumadores con enfermedades periodontales tienden a sangrar menos que las de los no fumadores.

Los síntomas progresan durante un tiempo. Inicialmente, las encías están rojas e hinchadas como en la gingivitis.

Mientras la enfermedad avanza, las encías disminuyen y la estructura de soporte del hueso se pierde.

Perdidos los dientes, a veces causando un cambio de dirección, los dientes de arriba y de abajo se unen cuando se muerde o se da un cambio en el ajuste de la dentadura.

Los restos y las bacterias pueden producir un mal gusto en la boca y halitosis persistente.

 Normalmente el dolor no es un síntoma, lo que explica parcialmente porque esta enfermedad puede avanzar antes de buscar el tratamiento y porque algunos pacientes evitan el tratamiento incluso después de que la periodontitis se les diagnostica.

Cuando los huecos entre las encías y el hueso se hacen mayores, pueden ser obstruidos por el sarro o por partículas alimentarias provocando la formación de un absceso.


Cuando se produce esta situación, los glóbulos blancos destinados a luchar contra la infección se encuentran atrapados y mueren, se forma pus y el absceso crece.

Los abscesos pueden destruir tanto las encías como el tejido del diente, provocando una gran fragilidad de los dientes y dolor, y pueden causar fiebre y nódulos inflamatorios.
¿Quién es más propenso a padecer las enfermedades periodontales?
Edad
Niños y adolescentes:

 La gingivitis, en diferentes grados, es casi un descubrimiento universal en los niños y adolescentes.

 En general, los niños corren un bajo riesgo de ser infectados por los dos agentes bacterianos principales; no acostumbran a poseer bacterias A.actinomycetemcomitans hasta que tienen como mínimo cinco años ni tampoco P.gingivalis hasta la adolescencia.

En pocos casos, los niños y los adolescentes son propensos a formas destructivas de esta enfermedad.

 Las encuestas muestran que la enfermedad periodontal tiene lugar en menos de un 1% de adolescentes entre 14 y 17 años y alrededor de un 3,6% de adultos entre 18 y 34 años.

Adultos:

Más de la mitad de los americanos adultos tienen gingivitis que engloba a tres o cuatro dientes y el 30% tienen una enfermedad periodontal significativa en una media de tres o cuatro dientes.

Mientras la gente mantiene más sus dientes, la posibilidad de padecer enfermedad de las encías y las cavidades en la vejez aumenta.

En un estudio de gente de más de 70 años, un 86% tenía como mínimo periodontitis moderada y más de un cuarto de ellos habían perdido los dientes.
Hormonas femeninas
Las hormonas femeninas afectan a las encías, y las mujeres son particularmente susceptibles a problemas periodontales.

Cerca de tres cuartos de las visitas periodontales se efectúan por mujeres, aunque las mujeres acostumbran a cuidarse mejor los dientes que los hombres.

La gingivitis puede declararse en algunas mujeres unos cuantos días antes de la menstruación, cuando los niveles de progesterona son altos.
Gingivitis moderada hormonal

La progesterona dilata los vasos sanguíneos causando inflamación e impide la reparación del colágeno, la proteína estructural que sostiene las encías.

 El embarazo también aumenta el riesgo de contraer la enfermedad periodontal.

Durante la menopausia, las mujeres pueden desarrollar un extraño estado llamado genivostomatitis menopáusica, en la cual las encías se secan, brillan y sangran con facilidad.

En este momento, las mujeres pueden experimentar sabores y sensaciones anormales (ej. salado, picante, ácido, ardiente) en la boca.
Factores familiares
La enfermedad periodontal a menudo tiene lugar en miembros de la misma familia; la genética y otros factores parecen ser los responsables.

Los estudios han descubierto que los hijos de padres con periodontitis eran 12 veces más propensos a tener la bacteria que se piensa que es la responsable por causar sarro y, eventualmente, la enfermedad periodontal.

 Más de un 30% de la población puede tener susceptibilidad genética a la enfermedad periodontal. Los compañeros íntimos y cónyuges de gente con la enfermedad periodontal también puede correr el riesgo de contagiarse.

 Los investigadores han descubierto que la bacteria P.gingivales puede ser contagiosa después de exponerse a una persona infectada durante un largo período de tiempo.

 No existe ningún riesgo si la exposición es corta, como por ejemplo después de un beso rápido o cuando se comparte un utensilio para comer.
Fumar
Los fumadores se enfrentan al riesgo de aumento de la enfermedad periodontal y en un estudio más del 40% de fumadores perdieron sus dientes permanentemente.

Ello se encuentra intimamente relacionada con el hecho de que el humo del cigarrillo destruye la cobalamina.
Condiciones médicas y fármacos
Existen pruebas de la relación entre la diabetes tipo 1 y la 2 y la enfermedad periodontal, aunque un estudio reciente dice que los niños con diabetes del tipo 1 no parecen tener más problemas con las encías que sus parientes no diabéticos.

Un estudio de 1999 descubrió que el control metabólico disminuido que presentan los diabéticos podría ser el responsable de esta situación

Entre otros efectos, esta falta de control metabólico hace que aumenten los triglicéridos, los que alteran la salud dental y las interleucinas, que participan importantemente en la respuesta inflamatoria que causa la enfermedad periodontal.

Otro estudio reciente llegó a la conclusión que la obesidad, que es común en la diabetes del tipo 2, puede predisponer la enfermedad de las encías.

El SIDA, y ciertas enfermedades cardíacas y sanguíneas pueden aumentar la susceptibilidad de una persona de coger la enfermedad periodontal en las primeras etapas, que pueden, sucesivamente, servir como un indicador de estos problemas.

 La gente que toma fórmulas de acción rápida de nifedipino que bloquean los conductos del calcio también es propensa a la enfermedad de las encías.
Factores Étnicos Y Geográficos.
Parece la enfermedad sea un poco más frecuente en los afroamericanos que en los caucásicos, mientras que los hispanos parecen tener el riesgo más bajo de estos tres grupos.

En una encuesta, en cinco estados (Arizona, California, Hawaii, Oregón y Wisconsin), el porcentaje total de gente que había perdido los dientes era menor de un 20% mientras en otros tres estados (Kentucky, Luisiana y el oeste de Virginia), el porcentaje era mayor al 40%.
¿Cuál es la gravedad de la enfermedad periodontal?
Pérdida de dientes
La consecuencia final de la enfermedad periodontal no controlada
 es la pérdida de dientes.

 Los factores destructivos causan la descomposición del hueso y del tejido conjuntivo y, por lo tanto, no queda soporte para los dientes.
Halitosis
Un problema menos grave, pero sin embargo molesto, causado por la enfermedad periodontal es el mal aliento, aunque las placas en la lengua pueden contribuir incluso más a este hecho que la propia enfermedad periodontal.

Otyra importante causa de halitosis es la presencia de grasa no metabolizada en la base de la lengua.

Ello es compatible con un mal metabolismo de las gasas y con una hipomagnesemia

En la opinión de los expertos en este tema, entre el 85% y el 90% de las halitosis crónicas son de origen bucal, pero no es correcto adjudicar la prioridad de la etiología a las afecciones gingivales.

 Recientes estudios asignan singular importancia a la acumulación de la placa bacteriana y alimentos depositados en la zona posterior de la lengua.

Las gingivitis significan en un número considerable de pacientes un factor que contribuye a la halitosis crónica, y por lo tanto deben ser tratadas también eficazmente.

 A fin de que el odontólogo pueda determinar con precisión el origen del mal aliento, se utiliza un instrumento que capta las emanaciones odoríferas, llamado "Hallmeter"; éste detecta los gases sulfúricos volátiles (V.S.C., por sus siglas en inglés), compuestos por sulfuros y metilmecaptano.

El tratamiento incluye la utilización de compuestos que contienen alguna clase de dióxido de Clorine o la combinación de éste con formas alteradas químicamente de tipos de Oxiclorine y también compuestos de Cinc.

 Los gases sulfúricos y mercfaptánicos son químicamente trasformados en compuestos inofensivos, sin olor por el uso de pastas dentífricas y colutorios que contienen estos tipos de Oxiclorine.

Los tratamientos pueden incluir limpieza de la lengua con instrumentos diseñados para remover la capa, lo cual no solo elimina los factores que producen el mal aliento, sino también disminuyen la cantidad de placa en la boca, beneficiando así a los tejidos gingivales.

Si existe enfermedad periodontal, las bolsas han de ser tratadas, a fin de eliminar las bacterias causantes de la infección en ese lugar.
Este tratamiento puede suprimir las bacterias productoras de enzimas colágenas que destruyen el colágeno de los tejidos gingivales.

 En los EEUU se utilizan dos productos, el "Oxyfresh"
y el "Periostat", con buenos resultados.

Una ayuda adicional la pueden proporcionar los irrigadores bucales, que lanzan agua con una pequeña carga eléctrica, que el paciente no siente, y que contribuye a reducir la placa en las zonas radiculares.

Según afirma el Dr. Richard D. Downs, DDS, de la "American Breath Specialists", la combinación de los medicamentos nombrados y las irrigaciones tornan efectivo el tratamiento de la halitosis crónica.

Enfermedad cardíaca y apoplejía
Algunos estudios han encontrado una asociación entre la enfermedad periodontal y la cardíaca.

En un estudio, los hombres con una enfermedad generalizada de las encías (sangrado de todos los dientes) tienen cuatro veces más riesgo de tener enfermedad cardíaca que los hombres sin enfermedad periodontal.

El estudio también decía que existía una asociación entre la apoplejía y la enfermedad de las encías.

Los expertos creen que en gente con periodontitis, las actividades orales normales, incluyendo el cepillarse los dientes o el masticar chicle, pueden causar heridas pequeñas que sueltan bacterias en la corriente sanguínea.

Las bacterias que causan periodontitis pueden estimular factores que causan coágulos sanguíneos, y otras proteínas que contribuyen a un alto riesgo de enfermedad cardíaca y apoplejía.

En pocos casos, las bacterias periodontales pueden causar una infección en el revestimiento o en las válvulas del corazón llamada endocarditis infecciosa.

Esta enfermedad acostumbra a tener lugar en las válvulas que ya se han lesionado o son anormales.

Las bacterias y la inflamación que encontramos en la enfermedad periodontal podría, por tanto, reflejar alteraciones sistémicas que los dentistas no acostumbran a tratar, y los expertos consideran que el enfoque actual de la periodontitis no es el correcto.
Efecto en la diabetes
La diabetes y la enfermedad periodontal parece ser, de hecho, que se perjudican mútuamente.

De acuerdo con estudios realizados en 1999, la diabetes puede conducir hacia desequilibrios en factores inmunológicos importantes, los que pueden contribuir a las infecciones periodontales y a la dificultad de curación de las mismas.

Por otra parte, la enfermedad periodontal puede exacerbar la diabetes.

En el estudio, tratar la enfermedad periodontal redujo las necesidades de insulina.
Efecto en las enfermedades respiratorias
Las bacterias que se reproducen en la boca también pueden ser transportadas a las vías respiratorias de la garganta y de los pulmones, incrementando los riesgos de enfermedades respiratorias y empeorando las condiciones pulmonares crónicas, como el enfisema.
Efecto en el embarazo
Las infecciones que causan enfermedad periodontal de moderada a grave en las mujeres embarazadas también puede aumentar el riesgo de parto prematuro y de que nazcan bebés con bajo peso.

Alguna investigación indica que las bacterias de la enfermedad periodontal pueden provocar los mismos factores en el sistema inmunológico al igual que hacen las infecciones en la vía urinaria y genital.

 Esto es un proceso de tipo sistémico que afecta por igual a todas las mucosas

 Las sustancias biológicas llamadas prostaglandinas y factores necróticos de tumores (TNF) producen inflamación en el cuello del útero y que pueden causar una dilatación prematura y contracciones.
¿Cómo se pueden prevenir las enfermedades periodontales?
Tratamiento con fluor y atención dental en la infancia.
El tratamiento con fluor en los niños ha ayudado a justificar la disminución de enfermedad periodontal en los adultos.

Como que el fluor evita las caries, los molares crecen y  mantienen los dientes en su lugar y los hacen menos vulnerables a las bacterias.

Incluso antes de la primera erupción de los dientes, las encías de los bebés deben enjuagarse y limpiarse con una gasa que lleve un poco de pasta de dientes con fluor.

Algunos dentistas recomiendan un gel de fluor para los pacientes adultos que todavía corren el peligro de tener caries o fragilidad en los dientes, pero los suplementos de fluor normalmente no son necesarios para los adultos que utilizan pasta de dientes con fluor.

Algunos dentistas tratan las caries más leves mediante perforaciones o empastes. Esto puede ser innecesario; si se mejora la higiene oral, se puede detener e incluso anular la propagación de caries en el esmalte.
Exámenes dentales
La periodontitis es una enfermedad silenciosa; los individuos raramente experimentan dolor y pueden no ser conscientes del problema.

Un examen periodontal hecho por un dentista corriente una o dos veces al año deben revelar algunos problemas incipientes o progresivos.

 Actualmente, los dentistas utilizan Radiografías y Grabaciones Periodontales (RGP) usando una sonda para medir los huecos de las encías; este procedimiento acostumbraba a realizarse solo por los periodontistas pero se está fomentando como parte de un examen dental regular .

Un área en clave de color que se extiende menos de 3,5 mm indica la presencia de enfermedad de las encías.

 Se aconseja una serie completa de rayos X de boca cada dos o tres años.

Esto alertará al dentista de una prematura pérdida de dientes y otras enfermedades de la cavidad oral.

 El dentista identificará cualquier área donde se hayan producido hendiduras, donde la salud de la encía parece estar en peligro, y donde haya movilidad excesiva de los dientes.

La responsabilidad del dentista corriente es identificar la enfermedad periodontal e informar al paciente.

Si el estado es grave, el dentista puede preferir enviar al paciente a un periodontista.
Cuidado dental diario
Pautas para cepillarse los dientes:

Un estudio dijo que cuando la gente se cepillaba los dientes primero sin pasta de dientes, utilizando un cepillo seco y blando, sus depósitos de sarro se reducían a un 76% y los sangrados de las encías bajaban a un 50%.

Cuando se cepilla en seco, se debe empezar dentro de la fila del fondo de los dientes, después la parte interior alta de los dientes y por último las superficies más externas.

El cepillo se debe mover rápidamente, sucesivamente hasta que alcance por debajo de la línea de las encías.

Las superficies de los dientes posteriores, que son irregulares, deben limpiarse frotando.

Ningún cepillo de cualquier medida, forma o truco publicitario es efectivo si se coloca incorrectamente en la boca.

El cepillo debe colocarse donde la encía se encuentra con el diente, quedándose el cepillo en cada diente en un ángulo de 45 grados.

Cepillarse en seco debe hacerse durante aproximadamente un minuto y medio.

La pasta se aplica después y los dientes se deben volver a cepillar y, finalmente, la lengua se limpia durando un total de 30 segundos.

Uno debe enjuagar el cepillo de dientes completamente y después dejarlo en el borde del lavamanos como mínimo cinco veces para eliminar los restos y finalmente secarlo con papel, para evitar formación de hongos entre las cerdas.

Si cepillarse los dientes después de cada comida no es posible, enjuagarse la boca con agua puede reducir las bacterias un 30%.

Limpiarse con hilo dental es el final del proceso.

También se puede utilizar un enjuague bucal.
Cepillos de dientes
Cepillarse los dientes correctamente o limpiarlos con hilo dental deben ser las defensas contra la enfermedad periodontal.

 Para individuos normales, un cepillo blando de púas de nilón con 4 ó 5 filas es suficiente.

Hay disponibilidad de una grandísima variedad de cepillos de diferentes medidas y formas y cada fabricante aprovecha los beneficios de un cepillo determinado.

Los cepillos de dientes eléctricos, particularmente aquellos con un asidero fijo y los copetes de las púas giratorios, pueden ser de utilidad para las personas con incapacidades físicas.

 Se ha demostrado que los cepillos de dientes eléctricos con cabezales que se mueven hacia delante y hacia atrás más de 4.200 veces al minuto eliminan significativamente más sarro que otros cepillos corrientes; tales marcas incluyen Bausch & Lomb's Interplak, Braun's Oral-B Plaque Remover y Water Pik's Plaque Control.

Incluso ahora hay más cepillos disponibles que utilizan ondas sonoras para eliminar el sarro; se incluyen marcas como Soniplak (American Dentronics) y UltraSonex (Sonex).

 Estos cepillos sónicos también eliminan mejor el sarro que los cepillos de dientes normales.

 Un estudio mostró una considerable mejora en grupos que utilizaban cepillos sónicos, particularmente en aquellos con enfermedad periodontal moderada.

Los expertos recomiendan, sin embargo, que si un cepillo de dientes normal funciona, no hace falta comprar uno eléctrico más caro.

 Lo ideal sería que los cepillos se cambiaran cada mes; porque si no se hace así, se transforman en críaderos de bacterias.

El factor más importante a la hora de comprar cualquier cepillo de dientes (sea eléctrico o manual) es escoger uno con cabezal nylon mediano.

 Las cerdas de mediana dureza entran más fácilmente en las cavidades y no irritan las encías.

 Un estudio descubrió que aquellos que utilizaban un cepillo blando tenían un 4,7% de dientes expuestos por debajo de la línea de las encías comparado con un 9,4% con los usuarios de cepillos duros.
Pasta dentífrica
El objetivo de una buena pasta de dientes es reducir el desarrollo de la placa y eliminar los microorganismos causantes de la misma sin destruir los microorganismos que son importantes para la buena salud de la boca.

 Sin embargo, incluso una buena pasta de dientes no puede pasar más allá de 3 milímetros de la linea de las encías, que es donde se desarrolla la periodontitis.

Las pastas de dientes son una combinación de abrasivos, agavilladoras, colores, detergentes, sabores, fluor, humectantes, preservativos y edulcorantes artificiales.

Los agentes activos que podemos encontrar son el fluor, determinadas sales metálicas (como estaño o zinc), triclosan, enzimas llamadas glucanasas, extractos de plantas (como la sanguinaria), detergentes (delmopinal) y edulcorantes artificiales antibacterianos como el xilitol. .

Todas las marcas deben mostrar la aprobación ADA. Colgate's Total es la primera pasta de dientes aprobada por FDA para la prevención de caries, gingivitis y sarro.

La mayor parte de las pastas comerciales contienen flúor, que refuerza la matriz de los dientes y a la vez favorece su mineralización.

También inhibe a las bacterias acidófilas, especialmente después de comer, que es cuando la boca es más ácida.

Se argumenta que esta actividad antibacteriana podría ayudar a controlar la placa.

Las pastas de dientes de gel de fluor estánnico no reducen el sarro, pero tienen algún efecto contra las bacterias que lo causan y reducen un poco la gingivitis.

 Tales pastas pueden causar manchas que requieren limpieza profesional.

 La pastas de dientes de control de sarro hacen, en efecto, reducir el depósito de sarro, pero estas pastas no afectan al sarro situado por debajo de la línea de las encías, ni la producción de este, ya que se debe as un desequilibrio electrolítico.

Las pastas altamente abrasivas no deben usarse por individuos con encías disminuidas, dejando más vulnerables las raíces expuestas.

Los denominados blanqueadores de dientes están hechos normalmente por peróxido de carbamida, que se transforma en peróxido de hidrógeno, y no se recomienda cepillarse con peróxido de hidrógeno.

Los estudios han indicado que usar demasiado esta solución puede dañar, de hecho, las células y las superficies blandas de los dientes.

 Un estudio reciente en animales sugería una relación entre el peróxido de hidrógeno y los cambios celulares precancerosos en la boca.

Los investigadores finalizaron las investigaciones a causa de esta implicaciones y señalaron que ninguna lesión cancerígena se había desarrollado en ningún animal desde que el estudio empezó.

La gente que fuma o bebe alcohol, no obstante, debería evitar productos que contengan peróxido de hidrógeno.

No existe ninguna evidencia de que la pasta de dientes con bicarbonato sódico sea efectiva contra la gingivitis o periodontitis. Sin embargo son muy eficientes en la alcalinización del surco gingival

 La pasta de dientes y los enjuagues bucales contienen un extracto herbario llamado sanguinarina y proporciona resultados mínimos cuando se utilizan individualmente.

Cuando han sido utilizados los dos métodos juntos, sin embargo, el enjuague y la pasta de dientes, ha habido reducciones de sarro del 17% al 42% y también de gingivitis del 18% al 57% durante un periodo de seis meses.

Se debe remarcar que hay ciertas dudas sobre la seguridad del uso prolongado de sanguinarina.  La sanguinarina origina glaucoma en animales de laboratorio (Merck Index, 1968:932).

Enjuagues
Los enjuagues que se consideran eficaces contra el sarro son los que contienen clorhexidina sólo con receta (Peridex, PerioGard) y Listerina, que está disponible sin receta.

La clorhexidina tiene un sabor amargo así como también una tendencia a dar a los dientes una apariencia llena de manchas; reduce el sarro en un 55% y la gingivitis de un 30% a un 45%.

Como mínimo 30 minutos deben transcurrir entre cepillarse y enjuagarse con Peridex o PerioGard para evitar la interacción entre los dos procesos y una posible inactivación de algunas sustancias químicas encontradas en la mayoría de pastas de dientes y en la clorexidina, el ingrediente activo en estos enjuagues.

La Listerina reduce el sarro y la gingivitis, cuando se hace servir durante 30 segundos dos veces al día.

 Deja una sensación ardiente en la boca que la mayoría de la gente tolera mejor después de unos pocos días de usarla.

 Alguna gente debería hacer tener cuidado o preocuparse sobre su alto contenido de alcohol en la versión estándar.

Otras formas de Listerina que tienen un gusto diferente y menos alcohol conservan los mismos principios activos y parecen ser efectivos.

El régimen habitual es enjuagarse dos veces al día.

Los creadores del Plax, un enjuague dental antes del cepillado, afirman que su producto ablanda el sarro antes del cepillado y lucha contra la aparición del sarro.

Algunos estudios, no obstante, dicen que el Plax no ofrece una mejor protección contra el sarro o contra la enfermedad periodontal que los que se enjuagan con agua.

Incluso Advanced Formula Plax (la fórmula avanzada de Plax), que puede mostrar una pequeña reducción en los niveles de sarro, no parece proporcionar ninguna protección contra la enfermedad periodontal.
Hilo dental
El uso del hilo dental, con cera o sin cera, es sumamente importante para poder limpiar bien los residuos que quedan entre los dientes, cosa que las cerdas de los cepillos dentales no consiguen hacer

A pesar de todo, solamente dos tercios de las personas lo usa.

Para su correcta utilización, se debe de usar un trozo de hilo de unas 18 pulgadas, seguidamente éste se enrolla una parte alrededor del dedo corazón de una mano, y la otra parte al dedo corazón de la otra mano.

Se aguanta el hilo con los dedos pulgares e índices y se aplica directamente entre los dientes moviéndolo cuidadosamente hacia delante y hacia atrás.

Cuando éste llega a las encías, el hilo tiene que estar curvado alrededor de cada diente y seguidamente se deslizará suavemente haciendo el mismo movimiento.

 Para finalizar se debe de mover de arriba a abajo para limpiar los dientes.

Este proceso se tiene que repetir con cada uno de los dientes, incluyendo la parte exterior de los dientes posteriores.

 Es mucho mejor evitar los hilos dentales finos, pues pueden dañar las encías si se utilizan con mucha fuerza o si no se aplican a la zona lateral de los dientes.

 Siempre es muy importante utilizar hilos dentales que no se rompan con facilidad.

Las personas que no tengan demasiado espacio entre sus dientes para realizar este proceso cómodamente deberían usar hilos dentales de Goretex.

Este tipo de hilos se deslizan muy fácilmente entre los dientes y no daña las partes afiladas de los dientes. Su precio, sin embargo, es un poco más elevado.

 Si, en repetidos intentos de usar el hilo dental , el hilo termina rompiéndose o no se puede deslizar con facilidad entre los dientes, la causa puede ser que se haya desplazado un empaste o que tengamos una corona sucia.

En cualquiera de estos casos, se debe de acudir al dentista y arreglar los problemas pertinentes; pues estas zonas crean espacios donde se van almacenando los restos de comida, la placa y el sarro.

La fibra dental es una ayuda inapreciable para las personas a las cuales se les ha tenido que hacer un puente dental.

Los de plástico, tienen una forma curvada y a veces parecen agujas de coser de ojal grande.

 Se aplica, un trozo de hilo en el aro, que puede colocarse posteriormente, entre el puente y las encías.

Seguidamente, usamos este hilo para limpiar el diente postizo y los lados de los dientes contiguos.

 Otra manera muy eficaz para limpiar los puentes dentales es usar un cepillo interdentario o proximal (Proxabrush).

Se trata de un cepillo de dientes pequeño y estrecho que se aplica entre los dientes naturales y alrededor de los dientes postizos.

El Hilo dental Plus (Floss Plus) es también muy eficaz y facilita a mucha gente el hecho de limpiarse los dientes con hilo dental.

También existen palillos especiales para limpiarse los dientes, tales como el Stim-U-Dent, que es muy cómodo para la gente que tiene mucho espacio entre diente y diente, pero que a pesar de todo, nunca se debería sustituir por el hilo dental.

Estos palillos especiales no se deberían usar nunca para la higiene regular de la boca.
Beber agua
Beber, al menos, siete vasos de agua diarios ayuda a reducir las inflamaciones de la boca, pues de esta manera nuestra boca produce más saliva.

El aumento de agua en nuestra boca es muy importante a medida que nos vamos haciendo mayores, pues cuando llegamos a una cierta edad es cuando nuestra boca produce menos saliva.

 La saliva es importante para diluir las toxinas que crea la placa y también contiene propiedades importantes que evitan los ardores de estómago.
Las vitaminas E y A
Un estudio demostró que las mujeres con diabetes que tomaban vitaminas E y A durante el embarazo, tenían menos posibilidades de sufrir una inflamación periodontal.

 Sin embargo, las vitaminas no son recomendables para prevenir esta enfermedad, pues si se toma a grandes dosis, la vitamina A puede ser tóxica.

Aparte de esto, el estudio fue muy reducido como para extrapolar e incluir a la población en general.

Sin embargo, fue un descubrimiento muy interesante gracias a su potencial para realizar más investigaciones sobre el tema.
La terapia de estrógenos
Muchas de las investigaciones realizadas sugieren que las mujeres postmenopáusicas que toman suplementos de estrógenos sufren menos problemas periodontales.

 Otro estudio más completo indicaba que la terapia de estrógenos reduce el riesgo de que las encías sangren continuamente y también reducen la pérdida de hueso.

La terapia de estrógenos la usan las mujeres para prevenir la osteoporosis; los expertos opinan que la presencia de la enfermedad periodontal puede, de hecho, conducir a la osteoporosis.
¿Cuáles son los factores que confirman el diagnóstico de enfermedad periodontal?
El primer paso es que un profesional realiza un historial médico de la persona para saber si ha tenido o presenta problemas periodontales, otros problemas relacionados que podrían contribuir a empeorar la situación, o si el paciente en esos momentos está tomando ciertos medicamentos.

Este especialista inspecciona, después, el color y la forma del tejido de las encías del paciente, la parte lateral de la boca y la parte lateral de la lengua que toca con cada uno de los dientes y compara estas cualidades al estado ideal en que deberían estar.

 El enrojecimiento, las hinchazones, y el hecho de que sangren mucho las encías indican que puede haber una posible inflamación.

 Cuando la formación de las encías entre los dientes es contundente y no está afilada, podemos pensar que padecemos una gingivitis necrótica aguda.

Mediante métodos de radiografias periodontales y grabaciones (Periodontal Screening and Recording) [PSR], los especialistas utilizan un espejo y una sonda periodontal, un instrumento calibrado en milímetros, que se usa para medir la profundidad de los posibles huecos que podamos tener.

Ésta se aguanta en los dientes poniéndola a lo largo de éstos y colocando la punta de la sonda en el hueco pertinente.

 El dentista medirá, entonces, seis puntos en cada diente, tres en los laterales bucales del diente y otros tres en los laterales linguales.

 La punta de la sonda tocará, entonces, el punto en el cual el tejido conjuntivo ataca y nos daña el diente.

Estas medidas le permiten determinar el estado del tejido conjuntivo y la cantidad de sobrecrecimiento o disminución gingival.

Si las profundidades de los huecos superan los 3 milímetros, estaremos hablando de enfermedad.

 Los PSR son métodos mucho más fiables que los rayos X a la hora de diagnosticar estos problemas de encías.

Incluso con una presión mínima la sonda periodontal penetra siempre en el tejido más allá del sulcus o del fondo del saco.

En la encía sana y en el epitelio de unión normal, el sulcus tiene histológicamente una
profundidad máxima de 0,5 mm, mientras que con la sonda se mide hasta 2,5 mm.

El instrumento penetra intraepitelialmente en el epitelio de unión.

En presencia de gingivitis o periodontitis, la sonda se introduce a través del epitelio de la bolsa y del tejido conjuntivo infiltrado, rico en vasos, hasta las primeras fibras colágenas intactas insertadas en el cemento radicular.

Por lo tanto es más correcto hablar de profundidad de sondaje que de profundidad de bolsa.

La técnica consiste en la colocación de la sonda delicadamente en el surco o en la bolsa repitiéndolo en toda la circunferencia dentaria.

Solo se registra la profundidad mayor de cada una de las caras. Hay algunos
profesionales que toman seis marcas y otros cuatro

La movilidad de los dientes se determina empujando cada diente con dos instrumentos especiales y observando el movimiento de éstas.

La movilidad es un fuerte indicador de la resistencia de nuestros huesos.

Los rayos X se aplican cuando se quiere demostrar cualquier pérdida de la estructura de los huesos que aguantan nuestros dientes.

 Con 18 radiografías tenemos bastante para completar la serie necesaria para realizar un diagnóstico.

Después de haber examinado el estado general de la higiene oral del paciente, el médico nos puede preguntar si cuidamos nuestra higiene bucal diaria y regularmente.

A partir de estos datos, el médico elabora un documento en el cual escribe los nuevos problemas con los que se ha encontrado para poder compararlos en el futuro con otros posibles problemas y observar así, la evolución de la enfermedad.
¿Cuál es el tratamiento de la enfermedad periodontal?
En el momento en que se ha diagnosticado una enfermedad periodontal, el objetivo del tratamiento es intentar parar la enfermedad y controlar su desarrollo, mantener los tejidos periodontales en un estado aceptable, y, si es posible reponer algunas de las estructuras de soporte, entre las cuales se incluyen los huesos que sujetan nuestros dientes, el tejido gingival, y los ligamentos.

En el tratamiento periodontal profesional existen tres fases distintas: la limpieza, la cirugía y el mantenimiento.

Una vez finalizado el tratamiento activo y en el momento en que el estado de salud y de higiene de la boca es relativamente bueno, el cuidado diario de la boca es esencial.

Asimismo, el paciente deberá someterse, al menos una vez cada tres meses, a una limpieza completa que dura entre unos 45 a unos 60 minuto aproximadamente.

El mismo periodontista, el dentista o, si el paciente lo prefiere, puede alternar con los dos, son los responsables de realizar estas limpiezas regulares.

Además, unas encías sanas dependen del cuidado diario al que el paciente debe someterse utilizando las simples técnicas de limpieza habituales de las cuales podemos poseer en casa.

Entre los estudios realizados las opiniones sobre la efectividad de los tratamientos intensivos y los distintos programas de mantenimiento son varias.

Algunos dentistas han afirmado que un 85% de los pacientes que han sido sometidos a tratamientos profesionales y que han mantenido un cuidado regular de la boca en su casa, han superado con éxito el problema.

 El tratamiento es más eficaz para las personas que no fuman que para las que lo hacen, particularmente cuando los huecos son profundos y persistentes.

Otro estudio aplicó el tratamiento periodontal a gente que sufría diabetes del tipo II y se descubrió que éste mejoraba en gran cantidad los niveles del azúcar.

Sin embargo, el hecho de que el tratamiento pueda ayudar a disminuir los riesgos de contraer otras enfermedades como los ataques de corazón, o la taquicardia , no es seguro del todo.
Limpieza y curetaje (descamación y alisamiento de la raíz)
La primera fase del tratamiento de limpieza normalmente se lleva a cabo en series de tres a cuatro visitas, con una semana de separación entre cada una de ellas.

El profesional dental utiliza, generalmente, instrumentos manuales y ultrasónicos para hacer desaparecer el cálculo.

El cálculo que hay encima de la encía se puede ver con mucha facilidad; al contrario, si se encuentra debajo de la encía es poco visible, pero se puede detectar sondando cuidadosamente la parte afectada con un instrumento dental.

El dentista o la persona que esté realizando la limpieza bucal, usará instrumentos ultrasónicos para quitar los cálculos más visibles.

Estos aparatos vibran en una frecuencia muchísimo más alta de lo que el oído humano puede oír.

Se usa, también, un espray de agua con ultrasonidos para prevenir el sobrecalentamiento y para eliminar los restos de líquidos o sustancias que nos hayan quedado en la boca.

Cuando la sonda contacta con el cálculo que es difícil de extraer, elimina el sarro de los dientes con bastante éxito.

La povidona iodada, un potente antiséptico, puede disminuir el nivel de gingivitis y puede ser mejor que el agua como irrigante durante el proceso de ultrasonido.

 De todos modos, se necesita investigar más al respecto.

El curetaje es un procedimiento manual que permite llevar a cabo una limpieza más profunda y más completa que el ultrasonido; elimina el tejido afectado recubriendo los huecos o agujeros periodontales.

 Normalmente aplica la anestesia. Los instrumentos especiales para la descamación, se llaman curetas, cuchillas cortantes que no sólo escarban las superficies de la raíz, sino que también las aplanan para intentar suavizar y extirpar la capa más externa de la superficie de la raíz.

 El uso repetitivo de esta técnica puede causar pérdida de material de los dientes y aumento de la sensibilidad.

En un estudio de 1999, se probaron instrumentos de plástico modernos y demostraron ser igual de eficaces con menor afectación de la estructura de los dientes.

Para el pulimento, procedimiento que elimina la placa y las manchas, se utiliza una tacha de goma con una pasta abrasiva.

 Este procedimiento final se aplica a la porción de corona del diente y el resultado es una superficie suave, endureciéndola y haciéndola más resistente a la placa.

Sin embargo, estos resultados tan beneficiosos duran muy poco.

Finalmente, el especialista debe dar al paciente algunas instrucciones respecto al cuidado y mantenimiento de la higiene de su boca para que así no tenga más bacterias.

Estos consejos incluyen la utilización de un cepillo dental apropiado, pasta de dientes, limpieza de la boca con flúor, e hilo dental.

 La limpieza bucal diaria puede combatir la placa de la parte arriba y de debajo de las encías en 2mm.

Las necesidades de tratamiento posterior se determinan a partir de los resultados de las sesiones iniciales.

El dentista examinará las profundidades de los huecos alrededor de los dientes.

También se debería observar ,entonces, una reducción de la inflamación del tejido gracias a la eliminación del cálculo.

Si hay un absceso, el paciente es candidato a la cirugía.

Un estudio, sin embargo, demostró que simplemente drenando el absceso y permitiendo que las encías volvieran a contactar con el diente y sanaran, podría evitar las intervenciones quirúrgicas.

Si no se ha conseguido sanar del todo el tejido y los huecos tienen una profundidad superior a los 4 mm, es aconsejable pasar por el quirófano.
Cirugía
La cirugía se recomienda cuando los huecos profundos permanecen debajo de las encías después de haberse sometido a distintas sesiones de limpieza, pues los huecos deben eliminarse o reducirse.

La cirugía permite limpiar mucho más profundamente la superficie de la raíz, puede también eliminar el tejido afectado y realizar la reposición y el cambio de forma de los huesos, las encías y los tejidos que sujetan los dientes.

Algunos estudios han descubierto que aunque el tratamiento quirúrgico reduce mucho más la profundidad de los huecos que las terapias no quirúrgicas un año después del procedimiento, no ofrece ningún beneficio cuando han pasado cinco años desde la intervención quirúrgica, excepto en los huecos poco profundos.


Curetaje abierto:

Los procedimientos quirúrgicos varían dependiendo del diagnóstico de cada individuo y sus necesidades.

En general, el procedimiento básico es el curetaje abierto, donde se separan las encías de los dientes y del hueso vecino, se limpia el tejido afectado y las encías se vuelven a colocar dejando el mínimo espacio posible entre ellas y los dientes.

El dentista puede también restaurar el hueso circundante mediante injertos y regeneración tisular guiada.

Injerto óseo:

El objetivo de la investigación periodontal está en descubrir nuevos caminos para hacer crecer, de alguna manera, los tejidos que se han eliminado durante el proceso de la enfermedad.

La intención es la de renovar la arquitectura y la función del tejido perdido.

Una de las técnicas que se usan es la de los injertos de huesos.

Este procedimiento implica un emplazamiento de material de injerto óseo en la zona afectada, lo cual estinula el crecimiento de nuevos huesos.

El material que se utiliza está comercialmente preparado y es una sustancia ósea llamada aloinjerto óseo descalcificado frío y seco (DFDBA), que se obtiene a partir de donantes, o de los mismos huesos del paciente.

En sus primeros tiempos se utilizaba el injerto de huerso de ternera de tipo Kiel

En un estudio, el aumento de huesos a partir de huesos fríos y secos se mantuvo durante tres años, aunque otro estudio indicaba que los grupos comerciales de DFDBA no eran todos iguales en lo que a habilidad y efectividad de que creciera un nuevo hueso se refiere.

 Los huesos donados por gente mayor son menos eficaces para reemplazar un nuevo hueso.

Regeneración tisular guíada:

 Hay una técnica que se llama la regeneración tisular guiada que utiliza trozos de tejidos especiales, que  son suturados alrededor del diente para tapar las cavidades que puedan surgir en el hueso, que ha sido limpiado meticulosamente en forma previa. Entonces la encía se sutura con el tejido.

 Este tejido suturado previene que el tejido de las encías crezca en dirección descendente hacia la zona ósea afectada, permitiendo así la unión entre el hueso y la raíz para regenerarlos.

 En cuatro o seis semanas, el tejido debe ser retirado mediante una operación quirúrgica simple.

En algunos casos se utiliza una membrana que se absorbe y, no es necesario someterse a esta pequeña operación.

En general, hay muy poca diferencia en el resultado final de los dos procedimientos, aunque las tejidos absorbentes parecen ser menos eficaces que los injertos estándar si el tejido de la encía no es demasiado grueso.

En cualquier caso, es muy importante prevenir la contaminación de bacterias, pues cuantas más bacterias residuales poseamos, más posibilidades habrá de que los huesos no se puedan unir.

 En un estudio de 1999, se encontró que la regeneración tisula guiada era mejor que el curetaje abierto solo en la mejora del espacio entre encías y dientes y en su adherencia. En un estudio, en el que se siguió la evolución de algunos pacientes después 4 y 7 años de haberles regenerado el tejido indicado, el índice de fracaso fue de un 41% en los no fumadores, y en los fumadores el índice fue de un 80%.

Cirugía laser

: Las investigaciones que se han realizado no han demostrado que el láser sea imprescindible para eliminar los cálculos que se encuentran debajo de las encías o de las superficies de la raíz, y tampoco se ha aprobado para que sea utilizado en tejidos duros como los huesos o los dientes.

Sin embargo, su papel en la cirugía de tejidos blandos es palpable y se aprobó; por ejemplo, en las gingivectomias (eliminación quirúrgica de los tejidos conjuntivos y de las bandas musculares del tejido que normalmente se hallan entre los dientes incisivos superiores centrales).

 A pesar de todo, desde que estas operaciones se han ido haciendo más populares, se está cuestionando si los beneficios que nos ofrece la cirugía láser superan su alto coste.

Se está investigando mucho sobre éste área, y futuras evaluaciones controlarán su progreso.
Dolor y molestias
Cuando un paciente se expone a un tratamiento periodontal puede padecer molestias y dolores de todo tipo.

Las limpiezas no deberían ser ninguna molestia para el paciente, aunque el hecho de mantener la boca abierta durante un largo período de tiempo puede ser muy cansado.

La gente que sea poco tolerante a las sondas de ultrasonido puede pedir que se le administre óxido nitroso.

Las curas y la cirugía son generalmente menos dolorosas, pues se aplica la anestesia para calmar las molestias.

 Las molestias postquirúrgicas se superan fácilmente con medicaciones sin necesidad de receta médica, como el ibuprofeno. En cualquier caso es preferible evitar el uso de este tipo de fármacos por su probada toxicidad anivel de la mucosa gastrointestinal y de la matrix extracelular

Si las molestias son intensas, entonces se tienen que prescribir analgésicos más fuertes.

Algunos pacientes experimentan más sensibilidad al calor o al frío; problemas que se pueden resolver con tratamientos tópicos fluorados o, en casos más serios, con los implantes o sustituciones dentales.
Antibióticos y demás métodos para eliminar las bacterias
En los casos en que la persona tenga un prolapso de válvula mitral o un historial en el cual se aprecie una enfermedad reumática de corazón, el pretratamiento con antibióticos apropiados es muy necesario antes de que el paciente sea sometido a ningún procedimiento dental, incluyendo la limpieza.

 Este punto es muy importante para prevenir la posibilidad de contraer una endocarditis bacteriana, que puede ser muy amenazador para la vida del paciente.

Los antibióticos también se están investigando a fondo en combinación con la cirugía y las curas, aunque también se está investigando independientemente para eliminar o prevenir enfermedades causadas por bacterias después de procedimientos periodontales. Entre ellos se encuentra el Atridox donde los geles antibióticos mantenidos en el surco tienen la ventaja de llenar el bolsillo periodontal de modo que el producto se adapte a la  morfología de la raíz, alcanzando con eficacia todas las áreas de la bolsa periodontal

Actualmente, se están utilizando muchos tratamientos antibióticos para sanar este problema.

 Los antibióticos basados en las tetraciclinas, como tetraciclina, hidroclorido, doxiciclina y minociclina, no sólo tienen efectos antibacterianos, sino que, incluso a bajas dosis, ayudan a frenar el colágeno, proteína que destruye el tejido conjuntivo y los huesos.

 Algunos expertos estan conscientes, sin embargo, de que el exceso de antibióticos aumenta el riesgo de resistencia bacteriana a estos fármacos, lo que es un gran problema de salud que puede ir empeorando con el tiempo.

Liberación directa de antibióticos en las encías:

 Se han desarrollado muchos y diferentes métodos para poder aplicar antibióticos en la zona de las encías, y muchos de estos métodos están dando buenos resultados.

Un estudio del año 2000 ha demostrado que el uso de doxiciclina en las encías era tan eficaz como las curas habituales para tratar las infecciones periodontales.

El actisite es una fibra delgada similar al hilo dental, el cual está compuesto de tetraciclina e hidroclorido.

La fibra tratada, insertada temporalmente entre el diente y la encía, desarrolla una concentración de tetraciclina en el tejido gingival afectado; sólo una pequeña cantidad del fármaco va a parar a nuestro sistema sanguíneo, así que este procedimiento no presenta casi nunca efectos secundarios.

La fibra se quita al cabo de 10 días.

El actisite se aplica, normalmente, sin la necesidad de anestesia.

La mayoría de los pacientes no sufren ningún tipo de dolor (solamente un 10% de los pacientes sufrieron molestias, y un 11% sufrió un leve enrojecimiento en la zona afectada después de la intervención).

Algunos ensayos clínicos han demostrado que la profundidad de los huecos se ha reducido y que las encías han parado de sangrar.

 Estos alivios duran unos seis meses .

 Otro estudio demostró que la descamación y el aplanamiento de las raíces en combinación con las terapias de fibras antibióticas aplicadas en cortos periodos, reducía en un 88%, la necesidad de pasar por el quirófano para someterse a una operación de encías y a extracciones de dientes.

Sin embargo, después de cinco años, parece ser que no hay ninguna diferencia, en lo que a salud periodontal se refiere, entre el grupo que se sometió a tratamientos antibióticos y el grupo que solamente se había sometido a la descamación y el aplanamiento de raíces.

Mientras el actisite no puede sustituir las curas, éste proporciona terapia adicional en el tratamiento de una enfermedad periodontal localizada.

Otros tratamientos utilizan metronidazol en gel (Elyzol) o una cinta que se aplica en el hueco de la encía.

 Un estudio en el cual se comparaba la tetraciclina con las tiras celulosas de metronidazole, se descubrió que la tetraciclina surtía un efecto más rápido pero el metronidazol conseguía una reducción mucho más eficiente de la bacteria.

 En otros procedimientos similares se aplica la minociclina dosificada en pequeñas cápsulas.

El atridox es un método que sirve para producir doxiciclina; se aplica en forma de gel que se adapta a las encías, posteriormente se solidifica y, al cabo de unos días, puede reemplazar perfectamente los antibióticos.

 Sin embargo, ninguno de estos procedimientos han proporcionado resultados permanentes y duraderos.

Existe, también, un nuevo producto llamado PerioChip, un chip que se pone en el hueco de las encías después de la descamación.

Con el tiempo, este producto puede sustituir a la clorhexidina, un poderoso antisépico que elimina las bacterias.

Algunos estudios recientes están dando muchas esperanzas en el hecho de poder reducir la profundidad de los huecos en las encías, pero aún no se sabe si estas mejoras se han continuado investigando.

Antibióticos por via oral:

 El primer antibiótico por via oral que se usó para la enfermedad periodontal, el Periostat, puede ser muy eficaz para unir los dientes separados.

Este fármaco está compuesto por dosis de doxiciclina, dosis que son, sin embargo, un poco bajas para luchar contra la bacteria pero sí suficientes para frenar las acciones de colagenasa, la enzima que destruye los tejidos conjuntivos afirmando bien los dientes.

 Como ya hemos dicho las dosis son insuficientes para que el antibiótico pueda generar el desarrollo de resistencias. (sin embargo, dos estudios de 1999 informaron de resistencias a la doxiciclina y uno de ellos concluyó que no afecto a los niveles de cuatro bacterias primarias).

Tomando antiinflamatorios no esteroideos, como por ejemplo, la aspirina o el ibuprofen (Advil), conjuntamente con la doxiciclina se puede incluso aumentar la efectividad del tratamiento.  Pero se debe tener presente el peligro de la acción anticoagulante sistémica de la aspirina.

Tomar antibióticos durante un largo período de tiempo puede llegar a ser aconsejable para el control de la periodontitis juvenil, la periodontitis refractaria, la periodontitis de rápida evolución y la periodontitis prepuberal.

Los fármacos más comunes para estos tratamientos periodontales son , como hemos dicho ya, la tetraciclina y el metronidazole (Flagyl), un antibiótico aplicado, normalmente, contra los parásitos y otros microorganismos.

La Amoxicilina es, también, muy útil.

Estas medicaciones también pueden ser muy eficaces si se combinan, en cortos períodos, con el tratamiento periodontal.

Un estudio descubrió que el metronidazol era particularmente eficaz para reducir la necesidad de tener que someterse a la cirugía periodontal, si ésta se tomaba durante una semana después de haber pasado por la descamación y el aplanamiento de raíz.

 Pueden, sin embargo, producir efectos secundarios como, por ejemplo, alergias, dolores de estómago, e hipersensibilidad a la luz del sol (con tetraciclina).
Técnica de Keyes
La técnica de Keyes se basa en monitorizar y controlar grupos de bacterias específicos para facilitar el tratamiento de la enfermedad periodontal.

Consiste en tres componentes principales: la monitorización microscópica de bacterias en muestras de placa; terapia local, en la cual se incluye la cura extensiva, y las instrucciones detalladas para tener una buena higiene oral; y otros tratamientos antibióticos por via oral cortos, si los resultados de la terapia local no han sido satisfactorios.

 Mientras que las curas han sido probadas como un buen método para curar la enfermedad periodontal, la efectividad de otros tratamientos de la técnica de Keyes han sido muy cuestionados.

 Algunos investigadores creen que es demasiado difícil distinguir entre la producción de bacterias ocasionada por la misma enfermedad y las bacterias que se pueden encontrar normalmente en la boca, teniendo en cuenta que la monitorización microscópica se ha quedado anticuada a causa de los nuevos avances tecnológicos.

Otro estudio informó de que el conocimiento de la especie bacteriana no tenía ninguna importancia para el resultado final.

Se ha demostrado que el régimen casero que se recomienda normalmente y consta de peróxido de hidrógeno y sosa, tiene muy poco y, en algunos casos, casi ningún efecto, e incluso podría dañar el tejido de las encías.

Tratamientos experimentales

El gel llamado Emdogaína contiene amelogenina, una proteína muy importante en la estructura del esmalte, que propicia el crecimiento de los tejidos gingivales.

Se aplica durante la cirugía y forma una especie de abrigo sobre las raíces de los dientes.

 El mismo gel se disuelve después de haber liberado la substancia activa durante dos días, en la parte posterior de las encías.

En otro de los estudios realizados, dos terceras partes del tejido gingival que se había perdido, había crecido de nuevo en tan sólo 16 meses.

En algunos pacientes, al cabo de tres años, el tejido gingival se restauró completamente.

 En un estudio de 1999 se observó que el tratamiento con Emdogaína resultó en una tasa de crecimiento del 29%.

En el 43% de los pacientes de este estudio, sus huecos entre encías y dientes mejoraron como mínimo en un 80%.

Técnicas similares que llevan a cabo la utilización de geles que contienen substancias humanas recombinantes, Factor de crecimiento derivado de las plaquetas- BB (PDGF-BB) y los factores de crecimiento de substancias parecidas a la insulina I (IGF-I) también están siendo muy esperanzadoras para reemplazar los huesos.

Las investigaciones y diferentes estudios que se están realizando, están en proceso de encontrar una vacuna que pueda curar la enfermedad periodontal.

Hasta el momento, los experimentos realizados a animales han surtido efecto, pero la aparición de una vacuna para la gente aún tardará unos años en aparecer.

 Finalmente, un estudio reciente sugiere que cuando se usa en combinación con los tratamientos convencionales, la hipnosis puede ser beneficiosa en el tratamiento de las enfermedades periodontales.
Tratamientos cosméticos
Hay muchos procedimientos simples disponibles para mejorar el aspecto de las encías y los dientes.

La línea de las encías se puede afilar para mejorar las encías rugosas y desiguales y para cubrir las raíces que están al descubierto cuando las encías descienden.
¿Cuáles son las repercusiones económicas de las enfermedades periodontales?
Las cuotas de servicio dependen del especialista, así como también dependen de la zona dónde se tenga que hacer la intervención.

En los casos en que las intervenciones son completas, el presupuesto es mayor, pero normalmente se puede pagar a plazos, para hacer más cómodo el método de pago.

Los seguros dentales, y en algunos casos, los seguros médicos, pueden ayudar a pagar el coste de las intervenciones. Estyos seguros no se encuentran disponibles en todos los países ni tampòco  al alñcance de todas las personas

¿Dónde más se puede obtener información y ayuda sobre las enfermedades periodontales?
Instituto Nacional de Investigación Dental y Cranofacial (NIDCR)

Institutos Nacionales de Salud

Bethesda, MD 20892-2290

Telf. (301-496-4261) o en la página web de Internet ( http://www.nidr.nih.gov/)

Información de la salud oral de la Cámara de Compensación nacional.

Bethesda, MD 20892-3500 ( parte de NIDR, ver arriba)

Telf. (301-402-7364) o en la página web de Internet ( http://www.aerie.com/nohicweb/)

Academia Americana de periodontología

737 Avenida de North Michigan,

Suite 800

Chicago, I11 60611

Para encontrar un periodontista en una región en particular, llamar (312-573-3240) o en la página de Internet ( http://www.perio.org/).

Para muestras educacionales especializadas en las enfermedades periodontales y tratamientos quirúrgicos, envíe una carta con sello y el pertinente panfleto sobre enfermedades gingivales. El Comité de Investigación y terapia del Departamento Científico, Clínico y de Asuntos educacionales, también ofrece periódicamente los avances más significativos que se han hecho en las investigaciones periodontales.

Asociación Dental Americana.

Departamento de Información y Educación

211, Avenida East Chicago

Chicago, IL 60611

Y en la página web de Internet ( http://www.ada.org/)

Academia General de Dentistas

Suite 1200

211 E. Avenida Chicago

Chicago, IL 60611

Telf. 1-888-AGD-DENT

(1-888-243-3368)

y en la página web http://www.adg.org/

http://www.webdental.com/ Aquí encontrará información muy útil
Información Reciente
Se han revisado docenas de artículos y resúmenes para actualizar cada uno de los informes elaborados. (Well-connected report) Los siguientes son la representación de algunos de ellos, los cules pueden ser de mucho interés para los lectores.

La Periodoncia desde el punto de vista de la Medicina Biológica. Dr Horacio Kinast. Instituto Clínico Kinast & Asociados . Santiago de Chile. cmb@kinastchile.com .

Láser de dióxido de carbono para la de-epitelialización de piezas periodontales. Periódico de periodontología (Journal of periodontology) 1997;68:763-769

Los efectos microbiológicos y clínicos de la minociclina en microcápsulas para la periodontitis adulta. Periódico de periodontología (Journal of periodontology) 1997;68:1102-1109

Estudio comparativo del recubrimiento de raíz obtenido a partir de la regeneración del tejido indicado, utilizando una membrana bioabsorbente en el tejido conjuntivo de grosor parcial y doble Pedicle Graft. Periódico de periodontología (Journal of periodontology) 1997;68:779-790

Comparación de las sondas manuales y automáticas realizada a la gente que no se ha sometido a tratamientos periodontales. (Journal of periodontology) 1997;68:1156-1162

Tratamiento de la enfermedad de las encías: Cómo decir lo correcto a partir de lo incorrecto. Informes al cliente sobre la salud , Diciembre 1998. (Consumer reports on health)

Mantenimiento a largo plazo de la recuperación de huesos alveolares después de la implantación de Autolyzed, antígeno-extraído, huesos alogénicos en deficiencias intraóseas. Journal of Periodontology 1998;69:47-53

La obesidad y la periodontitis. Nuevo periódico de Medicina de Inglaterra (The new england Journal of medicine) 8/13/98

Pulp fiction: Los seis mitos dentales. Consumer reports on helath, Septiembre 1997

Un estudio de 10 años de la progresiónde la enfermedad periodontal destructiva en adultos y ancianos Chinos. Journal of periodontology 1997;68:1033-1042

Los tratamientos de la enfermedad periodontal en la gente diabética reduce la hemoglobina glucosa. Journal of Periodontology 1997;68:713-719

La validez de los estatus de salud oral comentados exclusivamente por la gente anciana. Periódico de la salud pública,Diciembre 1991, Vol.51. (Journal of public Health)
Nota : Este material se encuentra basado esencialmente en material cololcado en Internet por :
 Well-Connected cuyos  documentos han sido escritos y actualizados por médicos experimentados y han sido revisados y editados por el Departamento de Editores y un equipo de médicos de la Escuela de Medicina de Harvard y del Hospital General de Massachusetts. Estos documentos se diferencian del resto de fuentes de información disponibles para los pacientes o clientes de los servicios de salud por su calidad, nivel de detalle y actualidad. Debe tenerse en cuenta que estos documentos no han sido escritos con la idea de ser un sustituto de la ayuda o consejo médico profesional, sino que deben usarse sólo como una ayuda para adquirir mejores conocimientos médicos. Siempre se debe consultar a un médico ante cualquier problema de salud.
Equipo de Editores
Harvey Simon,M.D., Editor Jefe, Massachusetts Institute of Technology; Licenciado en Medicina, Massachusetts General Hospital

Stephen A. Cannistra, M.D., Oncología, Profesor Asociado de Medicina, Harvard Medical School; Director de Oncología Médica Ginecológica, Beth Israel Deaconess Medical Center

Masha J. Etkin, M.D., PhD, Ginecología, Harvard Medical School; Licenciado en Medicina, Massachusetts General Hospital

John E. Godine, M.D., PhD, Metabolismo, Harvard Medical School; Médico Adjunto, Massachusetts General Hospital

Daniel Heller, M.D., Pediatra, Harvard Medical School; Pediatra Adjunto, Massachusetts General Hospital; En activo en el Children's Hospital

Paul C. Shellito, M.D., Cirujano, Harvard Medical School; Cirujano Adjunto, Massachusetts General Hospital

Theodore A. Stern, M.D., Psiquiatía, Harvard Medical School; Psiquiatra y Jefe del Psychiatric Consultation Service, Massachusetts General Hospital

Carol Peckham, Director Editorial

Cynthia Chevins, Editor

Sherry Knecht, Editor de actualizaciones

© 2000 Nidus Information Services, Inc., 41 East 11th Street, 11th Floor, Nueva York, NY 10003 o escribir un e-mail a webmaster@well-connected.com o en Internet en http://www.well-connected.com.